¿De qué va este blog?

Existen multitud de blogs y libros que describen el proceso de “ser padres” como si fuera algo mágico, otros lo hacen como si fuera parte de una larga batalla. En cualquier caso, la mayoría de libros, hacen que la figura del padre sea de “actor secundario”, y eso es lo que lo que me hace que escriba esto: el padre debería ser algo más que el compañero de la madre, la “super estrella”.

Por otro lado igual estás harto de oír a amigos tuyos, compañeros de trabajo o familiares de género masculino que te dicen “verás el marron que espera” o “aprovecha los meses que te quedan para disfrutar de la vida”, o peor aún… “con lo que te gusta a ti dormir, ya verás ya…”. Parece que ser padre es un calvario, cuando realmente es una increíble experiencia en la vida, y merece la pena hablar de ello, y superar esas pequeñas anécdotas negativas.

Este blog por otro lado es un ataque salvaje contra la visión femicentrista del proceso de tener hijos. Los padres somos importantes y esenciales en todo el proceso.

Este blog, además,  ha sido escrito a la vez que vivo mi proceso de padre, esto significa que algunos articulos (los primeros) han sido escritos ANTES de que mi hija naciera, y que todo se narra a la vez que me sucede. Creo que es su mayor valor, la realidad con la que narro todo lo que he vivido y sigo viviendo.